Trampantojo_Cáceres_2.jpg

TRAMPANTOJOS, DEJA QUE TE ENGAÑEN

EN POCAS OCASIONES PODRÁS DECIR QUE UN ENGAÑO SERÁ TAN PLACENTERO COMO ÉSTE...

 ¿Te gusta que te engañen? Sin dudarlo, inmediatamente, todos responderíamos con un rotundo: ¡NO! Cuando nos sentimos engañados, un cúmulo de sensaciones de rabia, traición, culpabilidad… nos rondan internamente…

Nada, nada que ver con el “engaño” que hoy queremos compartir con vosotros.

Somos coleccionistas de “Trampantojos” y hoy queríamos mostraros algunas imágenes de nuestra galería. Los Trampantojos (de trampa ante ojo) son ilusiones ópticas o trampas visuales que nos hacen creer que vemos algo diferente a lo que, en realidad, hay.

trampantojo Cáceres

Normalmente, el trampantojo hace referencia a una pared o un mural donde se plasma una imagen que parece real. Pero, el trampantojo, también parece muy extendido en la Cocina. Y, quizás, alguna disciplina más que nosotros desconocemos. Si bien, los que nosotros vamos a mostraros hoy son trampantojos clásicos, dibujos en una pared que nos hacen soñar más allá de los ladrillos de sus muros.

Vas paseando, giras la cabeza y, allí, en la medianera de un edificio hay un bucólico paseo de Chopos. Irresistible, claro. Modificamos rumbo y nos acercamos a ver esta maravilla de @chefobravo en nuestra ciudad de Cáceres.

Trampantojo Fussen

 

Aldabas olvidadas que reaparecen en una esquina de la ciudad de Fussen recordándonos tradiciones del pasado.

 

Súper Heroínas cotidianas que huyen a toda prisa por la cornisa improvisada de estas ventanas de los muelles de Nantes.  

trampantojo Nantes Muelles

Trampantojo Oropesa

 

Puertas y ventanas del Antiguo Colegio de los Jesuitas en Oropesa de Toledo que reivindican su uso del pasado.

 Los muros de las ciudades nos hablan...

Y, no puedo evitarlo, me hace sonreír. El arte urbano, para nosotros tiene esa habilidad. Transforma lo triste, monótono, sucio y gris en una explosión de color, de fantasía y de imaginación.

Nos rendimos ante tanta maestría.

Romangordo.org

 

 

Arte Urbano como medio para recuperar la población perdida, reclamar los oficios desterrados y homenajear a los mayores. ¿Que no sabéis de qué os hablamos? Hablamos de Romangardo, una localidad de la provincia de Cáceres que ha cedido sus paredes como lienzos para estos artistas. Nosotros aún no lo conocemos pero estamos deseando acercarnos a hacer la Ruta de los Trampantojos para añadir más imágenes a nuestra colección.

¿Os apuntáis?

 

 


Made with love by PQ Eventos. All rights Reserved. 2018